9:35 a. m.

Publican la primera revista del BiCentenario


3 julio 2008 / Milenio Diario
México. Xavier Quirarte

Editada por el Instituto de Investigaciones Mora, hoy se presenta la revista BiCentenario, un esfuerzo por difundir la historia a escala masiva en el periodo que va desde la Independencia hasta después de la Revolución.
Francisco Villa en la Hacienda de Canutillo rodeado por niños. Foto: Fototeca Nacional INAH

Entre los proyectos editoriales para conmemorar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución, destaca la publicación de la revista BiCentenario. El proyecto, impulsado por el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, tiene como propósito la divulgación amplia de la historia, no sólo a través de sus héroes, sino también de la vida cotidiana.

Guadalupe Villa Guerrero, integrante del consejo editorial, explica en entrevista que BiCentenario busca llegar a todo público y no sólo a los especialistas. “El primer reto es crear una revista atractiva que haga que la gente que no está familiarizada con la historia, o que tradicionalmente no le ha interesado, se enganche en ella. Pensamos en artículos ligeros pero bien estructurados —muchos de ellos antecedidos por investigaciones profundas—, redactados en un lenguaje llano, sin notas al pie de página y con muchas ilustraciones. Queremos mostrarle a la gente que la historia forma parte de nuestra vida y acercarla de una forma agradable”.

En el primer número, que será presentado hoy a las seis de la tarde en el Instituto Mora (Plaza Valentín Gómez Farías 12, atrás del Parque Hundido) por el director de la institución, Luis Jáuregui, y Nicolás Alvarado, participan sólo investigadores del instituto. Sin embargo, Laura Suárez de la Torre, también del consejo de redacción, indica que en los números subsecuentes habrá colaboradores de otras instituciones, no sólo investigadores formados, sino también alumnos, para integrar nuevas generaciones al quehacer histórico.

Con el subtítulo de “El ayer y hoy de México”, BiCentenario pretende ofrecer a sus lectores una visión de la historia y de la vida cotidiana entre la Independencia y después de la Revolución, explica Suárez de la Torre, lo cual incluye también temas de cultura, educación, política, entretenimiento, economía, población y otros. Con esto se pretende que la gente “entienda que, a pesar de que hay guerras o cambios, la vida cotidiana sigue. Nos interesa mucho que la gente se eche un clavado al pasado y no se quede con la imagen de que la historia sólo son los hechos heroicos y las fechas precisas. Por ello hay artículos donde se habla, por ejemplo, de los paseos en la Ciudad de México durante el siglo XIX, al tiempo que se incluye una receta de cocina, una partitura o un cuento relacionado con algún hecho histórico”.

En la selección de las temáticas los editores han tenido especial cuidado en que no se tenga una visión de la historia desde el centro, dice Suárez de la Torre. “Queremos quitar esta imagen que, por así decirlo, elimina la cotidianidad y la historia en otras entidades. También estamos esperando la participación de historiadores del interior del país ahora que conozcan el proyecto. Esperamos la respuesta natural a esta revista, donde los investigadores están en posibilidades de ofrecer un producto sencillo, corto, pero muy atractivo. El principal objetivo de BiCentenario es llegar a todo mundo, sean maestros, alumnos, estudiantes, obreros o profesionistas que se interesen por el pasado de México”.

Aunque BiCentenario no es una revista para especialistas, cada número contará con una serie de documentos desprendibles con los que se conformarán dos antologías sobre la Independencia y la Revolución. En el primer número se incluye los documentos Actas del Ayuntamiento de México y Programa del Partido Liberal Mexicano. Tampoco será una revista efímera, pues la idea es que se siga publicando una vez que concluyan las fiestas del bicentenario y el centenario.

El peso de la imagen

La revista toma como referencia publicaciones como la española Historia y la francesa Histoire, cuyo diseño es muy atractivo para el lector común, indica Villa Guerrero. “Es un reto para nosotros hacer que los jóvenes y el público que no ha tenido cercanía con la historia se aproximen a ella. Queremos que la gente sepa que los héroes no son de bronce, sino que son seres humanos que ríen, lloran, que tienen familia, temores y esperanzas. Pero estos hombres no habrían podido hacer nada sin la participación del pueblo”.

El diseño de Juan Pablo Rulfo y Ricardo Campa le da mucha importancia a la imagen, pues para Suárez de la Torre “es muy importante que el lector no se sienta rechazado, por así decirlo, al encontrarse con un artículo que sean puras letras. De lo que se trata es de encontrar el equilibrio entre texto e imagen, al tiempo que esto nos permite recuperar todo un archivo visual con el que la gente no tiene contacto”.

0 comentarios: