10:09 a. m.

Tocan de oído 95 por ciento de mariachis: Jesús Jáuregui

El investigador del INAH, presentó su libro El mariachi, en él desmenuza el devenir histórico de ese género musical desde la perspectiva antropológica

Icono de la compleja sociedad mexicana, sin el cual, resultaría difícil comprender el desarrollo social, artístico y cultural de México, el mariachi interpreta sus melodías de oído, "pues el 95 por ciento de esos músicos no saben leer partituras".

Así lo señaló el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Jesús Jáuregui, quien la víspera presentó en el Museo Nacional de Culturas Populares su libro "El mariachi", donde desmenuza el devenir histórico de ese género musical desde la perspectiva antropológica.

Durante el acto, Marco Buenrostro y Juan José Escorza vertieron sus comentarios sobre el texto, bajo la moderación del antropólogo Fernando Híjar, con intervenciones melódicas del Mariachi Tradicional Nayarita, de don Trinidad Ríos Aguayo.

Los presentadores destacaron que en sus inicios el mariachi interpretaba música para ser bailada, y no únicamente cantada. Existían los "mariachillos", conjuntos generalmente de tres integrantes, con instrumentos únicamente de cuerdas, con los cuales tocaban piezas típicas de la zona a la que pertenecían.

De acuerdo con el autor, "el mariachi moderno se ha difundido por todo México, Norte, Centro y Sudamérica, Europa y Asia, y le cabe el orgullo de ser uno de los pocos géneros musicales que difunde, de manera masiva y muy agradable, numerosas canciones en castellano en ámbitos sajones y asiáticos".

El libro es resultado de una larga investigación documental y de campo, durante la cual Jáuregui llevó a cabo largas jornadas de trabajo en bibliotecas particulares, como la de don Salvador Gutiérrez Contreras, en Compostela, Nayarit, y la Biblioteca "Dr. Guillermo Romo Celis", en Amatitán, Jalisco.

A lo largo de 25 años, el investigador visitó archivos históricos como el Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional de México, el de la Arquidiócesis de Guadalajara y el de la Parroquia de Santiago Ixcuintla. Además, trabajó en librerías de viejo, tianguis de libros en la Ciudad de México y varios mercados de "pulgas".

En todos esos sitios obtuvo textos relevantes para la conformación del texto, donde explica el proceso mediante el cual, a partir de una tradición regional, surge el mariachi moderno y se convierte en símbolo musical de México, para posteriormente difundirse en el mundo con algunas variantes regionales.

Por su parte, Juan José Escorza estableció que el libro, a pesar de haber tenido una cuidadosa elaboración en su diseño e impresión y ser bonito en su conjunto, tiene errores enormes, como asegurar que Manuel M. Ponce nació en 1886, "cuando todos sabemos y está comprobado que fue en 1882".

A lo largo de 10 capítulos, el libro recorre los periodos más importantes de la historia de México, desde la Independencia hasta la Revolución, sin dejar de ocuparse del mariachi como símbolo de nacionalismo y mexicanidad, luego de la lucha armada iniciada en 1910.

0 comentarios: