11:02 p. m.

Elecciones tipográficas

El diseño de tipografías ha cobrado en las últimas décadas un auge
interesante. La masificación no siempre ha traído resultados memorables
pero ha permitido ampliar las posibilidades de uso y publicación.
Quién no ha estado frente a la pantalla del ordenador mirando una larga
y
casi infinita lista de tipografía, cuando de repente la duda nos
invade,¿cuál tipografía es la adecuada? por decirlo de una manera
elegante. A veces, la democratización que el ordenador le ha dado al
diseño en la posibilidad de elección y acceso a la tipografía nos pone
en
estos bretes. No siempre un amplio menú de selección termina en una
mejor
elección tipográfica, la posibilidad de error es exponencialmente
proporcional a las posibilidades de selección. ¿Pánico? No es para
tanto.
El buen criterio profesional nos aleja tanto de la incertidumbre como
del
traspié. Empecemos por algunas consideraciones. Muchas veces se lee por
ahí que la cultura hay que respetarla, que la identidad de un país es
algo
que tenemos que tener en cuenta. Borges, por otro lado, decía que los
únicos que ponemos camellos en los cuentos de árabes somos los
occidentales, ¿podemos resolver por ejemplo el estilo mexicano o
argentino
de un diseño sólo con la tipografía?, ¿podemos afirmar seriamente que
una
tipografía, por sí sola, representa el conjunto de valores, creencias,
gustos, identidades de una región o país?, ¿o esa identidad es una
combinación particular de elementos lo que hace que una pieza gráfica o
diseño, conecte con su audiencia y público aportando un valor nuevo a
esa
cultura visual, configurando una nueva percepción y estableciendo una
nueva categoría en su identidad?, ¿es menos español el periódico El
País
por utilizar la Times o menos inglés The Observer por usar la Bodoni?.
En
lo más mínimo. Evidentemente cada lugar tiene un sabor particular, cada
lugar tiene sus características y a veces una manera diferente de usar
una
tipografía hace que conecte con su entorno y audiencia.

Si estamos recorriendo los primeros años (que serán apenas segundos en
la
memoria de la historia) de la era digital, donde todo se almacena, se
consume, se accede y se visualiza en formato digital, ¿cómo serán esas
nuevas identidades si, conceptualmente, el ciberespacio no tiene una
identidad de estado-nación?. Los estereotipos no aportan demasiado a la
humanidad, en ningún plano y a veces, sin darnos cuenta, nos condenan
de
ante mano. Cierta vez un excelente fotógrafo y profesional ¿criticó? el
rediseño realizado para el periódico El Tiempo de Puerto La Cruz de
Venezuela, diciendo que habíamos usado una tipografía del "primer
mundo"
en un país del "tercero". Nunca imaginamos que la noble y siempre
funcional tipografía Nimrod provocaría semejante comentario
descalificativo.


Construir una personalidad

La cultura influye desde luego en la elaboración de un determinado
producto. Pero algo diferente es la identidad, lenguaje, códigos,
discurso
dialéctico y actitud periodística que ha mantenido un periódico impreso
durante su historia y en base a qué fuentes tipográficas utilizó a lo
largo de las diferentes épocas. Allí sí hay elementos que nos dan
pistas
para llegar a una buena selección tipográfica, también que tipo de
publicación queremos hacer, como será su distribución, como es la
utilización del color en la ciudad, como lo usa la gente en su vida
diaria, en algunas ocasiones también que tipo de rotativa o papel se
utilizarán para la impresión de la publicación, son datos que pueden
modificar y hasta condicionar la selección de una tipografía. Construir
una identidad en función de un entorno, por supuesto que es uno de los
objetivos a alcanzar, aunque esto, en si mismo, no reporta ninguna
novedad; pero aportar algo nuevo, al mejoramiento y evolución de la
estética o construcción de un lenguaje visual determinado, es,
exagerando
un poquito, un imperativo del diseño. Es un valor agregado a la cultura
e
identidad visual de cualquier lugar.


La rigurosidad del juego tipográfico

Hoy los Cd's, DVD, newsletter electrónicos, la web y otros soportes,
han
hecho que las tipografías de pantalla no sean algo temporal o efímero,
si
no, por el contrario, el destino final y casi excluyente, en algunos
casos, de mucha de la información que se pública. Si asumimos a esta
era
como de la información, deberíamos centrar nuestro esfuerzo en hacer
eficiente el intercambio de ella, por lo tanto las normas tipográficas
no
son parte del pasado ni mucho menos del olvido sino una gran ayuda a
lograr este intercambio, desde la métrica hasta la gramática. Aún con
los
dramáticos cambios tecnológicos en la sociedad, la tipografía sigue
siendo
un rasgo del lenguaje. Esto no ha cambiado por ahora. Sólo que estos
cambios permiten juegos y contrastes de fuentes que no están reñidas
con
la rigurosidad en el uso de la tipografía y el romper las reglas para
cumplir con un mandato del contenido son partes de un mismo juego no
funciones contrapuestas. La rigurosidad no significa rigidez sino el
trabajar muy conscientemente con la tipografía explotando su capacidad
expresiva, funcional y comunicativa.


Algunos tips:

- Selección: si es para periódico, las serif de ascendentes o
descendentes
poco exagerados, cortos, permiten hacer un juego de titulación
compacto.
Mirar las minúsculas y sus ojos internos en un titular de un cuerpo
promedio de titulación, es una buena manera de saber si la tipografía
funcionará o no.

- Contrastes: a veces un serif y una sans serif alcanza, pero en otras
se
necesita una tercera tipografía para hacer una mejor puesta en página.
Si
es la mezcla clásica de serif y sans, estas últimas deben tener un buen
diseño de mayúscula para poder hacer un juego de contrastes y generar
identidad en piezas de menor porte.

- Ambigüedad: algunas tipografías tienen en sus formas cierta
ambigüedad
que las hace funcional y elegantes al mismo tiempo, no son geométricas
puras, sino que el diseñador le dio su sello personal, su estilo,
dotándola de personalidad, algunos la llaman Neo Humanistas. Aunque
muchas
veces no son tan versátiles de aplicar y siempre rinden muy bien en
detalles de un diseño.


Una buena selección tipográfica
Titulares:

01- Miller Text
02- Poynter Sans
03- Garamond Stempel
04- Nimrod
05- Corporate
06- Scala
07- Chronicle
08- Gulliver
09- Belizio
10- Retina
11- Knockout

DT: Didot / Baskerville

Suplentes:

12- Bohemia
13- Solex
14- Stainless
15- Vendetta
16- Rotis

0 comentarios: